miércoles, 25 de junio de 2008

CIAO BABY

Empiezo a despedirme.... Dejo mi oficina, cada cosa en su lugar; es decir por todos lados .

Desde el primer día en este trabajo, jamás pude mantener el escritorio desocupado. Me había propuesto ser más ordenada cuando empecé en la oficina... pero nadie puede predestinarse para lo que no ha nacido...

MI DESÓRDEN!!! AHÍ ENCUENTRO LO QUE NO NECESITO CUANDO ESTOY BUSCANDO LO QUE NO APARECERÁ...

En estos meses en la oficina municipal de prensa me acompañó el rico café servido en la taza obsequio de Jake. "Maby la Canaya" tituló Jakelina el regalo, y así seré recordada. (espero que por mi fanatismo con Rosario Central)

Adoro mi trabajo. Voy a extrañarlo tanto como a las bellas personas que conocí.

(mirando otra vez la fotografía... creo que hubo momentos más caóticos sobre esta mesa)