miércoles, 18 de abril de 2007

OTRA VEZ... BARILOCHE

Cuando a mis 16 el curso decidía la fecha para el viaje de egresados a Bariloche, defendí con insistencia cualquier día que no me alejara de mi casa en Navidad. La mayoría pretendía desprenderse de los lazos familiares, como una primera forma de destete. Finalmente, abusando de ciertas presiones emocionales, unos pocos logramos convencer al resto para regresar antes de ese día: Salimos el 15, volvimos el 23. La primera vez que falté en la mesa de la Navidad familiar, fue el pasado Diciembre... ¡y estuve en Bariloche! El grupo de mi hermana (Andrea la Pequeña), estuvo de acuerdo en que ninguno de sus padres viajaría con ellos. Muchos papás se ofrecieron, y hasta les exigieron que alguno los acompañara. Fué allí cuando en medio de las deliberaciones del curso alguien preguntó: -"¿Querrá ir tu hermana?"... Yo. Cuando viajé a Bariloche con mis compañeros, las condiciones eran otras: libre alcohol para todos, plata tirada en excursiones porque dormíamos hasta la tarde, levantarse para los boliches,¡HAMBRE! porque nunca llegábamos a horario... Incluso al momento de regresar, los más frescos buscaban a los borrachos por toda la ciudad porque el colectivo no esperaba. A una chica (resguardo su nombre, una gran amiga), la subimos tan ebria que olvidó cargar todo su equipaje... ¡Y eso que fuimos con dos profesores! Anécdotas maravillosas y un tiempo que no cambiaría por nada. Pero en este viaje... ¡Que responsabilidad! Cincuenta padres dejándo a mi cargo sus "niñooooooos"... En la Terminal tuve pánico... Pero allá fuimos. Otro panorama: Solo un vale para una gaseosa en las disco, tragos carísimos para sus bolsillos, ¿excursiones? Cerro Catedral; el resto juegos participativos, tirolesa, cabalgatas (lo que me encantó fue remar en los rápidos del Río Limay), Americana Apache... En este lugar el famoso Indio, contrarrestó en 45 minutos la mediocridad de las propuestas casi infantiles -fútbol en el barro, hacerle el gol al coordinador para que se desnude, cuadriciclos 50cc y otras pavadillas-, con un relato genial colmado de valores, complicidad y un puñado de sensiblerías, por las que todos terminaron llorando abrazados, extrañando casita y reparando en que será su última vez juntos. Pero hay que ver cómo el coordinador reventaba las puertas de las habitaciones a golpes para que nadie falte; literalmente le quedaban las manos coloradas... y no había otra que levantarse de la cama. Realmente, el grupo recibió la fortuna de un guía excelente, Pablo, y del junior Pocho... una barbaridad. Le afeitaron una ceja. Una tarde libre en el Hotel El Candil, el coordinador general, Mario, preparaba para otro grupo la salida a Isla Victoria y Bosque de Arrayanes. Los "míos" no la habían contratado, así que me invitó para la mañana siguiente. Era la jornada del 24 de diciembre y yo lejos de mis afectos. Sola. Inestable mi corazón. A mil seiscientos kilómetros .... Miraba a los egresados y todos dormían en el catamarán. Recordé que entonces, en mi viaje de adolescente, hice lo mismo. Pero allí, disfruté el sol en cubierta, el viento del Nahuel Huapi, las gaviotas mansas... Más tarde, me aparté de todos y caminé sola por el Bosque de arrayanes.... Por mi condición de acompañante, no tenía restricciones; sector vip en los boliches y todo lo que había que pagar extra, era gratis. TODO GRATIS! En By Pass, pasamos la Noche Buena... A las ocho ya habíamos cenado porque los empleados se iban a pasar la fiesta a sus casas. Tuvimos la suerte que el equipo laser mas importante de sudamérica estaba allí, y que el noventa por ciento eramos de Córdoba. Además el locutor, hizo lo suyo... Otra jornada para que la multitud, ahogue sus emociones en un mar de lágrimas.También cargué con sus mochilas a lo Equeco, y en uno de esos casos, con la bandera que habían pintado una noche antes de salir. La misma que olvidé en la aerosilla, y si bien volví a revisar las 80 (una por una) la bandera quedó en algún risco seguramente. Una experiencia hermosa. Yo, solo presente si algo necesitaban. Cada uno... hizo lo que hay que hacer... Me siento felíz porque me eligieron, a pesar de que había jurado no regresar jamás por mi obsesión de escaparle al hielo. Siempre, la calidéz del corazón supera el frío más intenso... A pesar de la distancia, las hermanas tuvieron su Navidad. ...y este fue el tema de Bariloche.

9 comentarios:

Maby dijo...

¿Algo para recordar de tu viaje?

Jake dijo...

Mab...decís:
Yo, solo presente si algo necesitaban.
que precioso...en el sentido de precio, de valioso!
bariloche y toda esa zona es bella!

y sí...solo le difundían pajarillo verde...pero con la ignorancia de no entender ni esa letra...es una cachetada !
me gustó tu vista...nos vemos
:)
jake

Maby dijo...

Linda! LLegaste tras de mí..ni había terminado el post. Gracias. Te agrego que en la fecha que fuimos, del 20 al 29 de Diciembre pasado, los barilochenses estaban asombrados por el calor que hacía, la humedad nunca vista y el lago como un mar! En años, no lo recordaban tan picado. Abrazitos.

Maby dijo...

Che! Barilochenses irá con "C"? No me lo perdono.

Ferípula dijo...

Sipi! Va con S.
Como tandilense...como yopo.
Besitos! Algún día colocaré las mías, de mi viaje de egresados...también a Bariloche!!!!!!!!

Maby dijo...

Grapaciapas Feperipipupulapa! Epestepe ipidipiopomapa sipiepemprepe fupuepe upun copodipicopo opoblipigapatoporipiopo epen mipi fapamipiliapa. Mipi apabupuepelapa eperapa epexpepertapa copon lapa jopotapa. Por ahí mezclamos y no separamos bien las sílabas... pero nos encanta hablarlo velozmente. te he visto usarlo con frecuencia. Upun bepesipito.

77arcos dijo...

Baparipiló Baparipiló nopos vapamopo a Baparipiló!!! :P
Qué lindo recordar la adolescencia en un lugar así!!!
Esta mañana te pude escuchar sólo un poquito (hablaban sobre Negri y el radicalismo) y en un momento escuché tu voz, Bah! si es que estás al aire... Esa voz de Locutora es tuya??? :O Ya escucharé con más tiempo el programa Besos Maby!!!

Maby dijo...

Hola 77arcos! Me encontraste en una entrevista que le hacía al intendente, luego de las elecciones del domingo. Fue un programa atípico, ya que se quedó toda la mañana! Un abrazote.

Jake dijo...

ok...veremos como conseguir un par de espartanos para el día del niño...jejeje

;)