domingo, 29 de abril de 2007

PASEO DEL SÁBADO

Me gustó fotografiar para la ocasión "MI PARAISO". Como coletazos de aquella idea que Jakelita nos pasó de Mariluz, les dejo otras imágenes de un paseo por Amboy, uno de los pueblos más antiguos de la provincia de Córdoba y el lugar donde nació Dalmacio Vélez Sársfield, creador entre otras obras, del Código Civil Argentino.

Cartel en una bifurcación. Hacia la derecha, San Ignacio. El frente, se observa viniendo del Complejo Rio Grande. Improntas del paseo... Pantano - Arroyo Los Porotos COMPLEJO CERRO PELADO - ARROYO CORTO Tras el puente, el Murallón del Complejo Río Grande Pequeños excursionistas, luchando con los mosquitos en el Arroyo Corto. En Cerro Pelado se encuentra una central hidroeléctrica única de su tipo en el país, porque fue construida en una caverna. Este túnel mide 1.800 metros y está en un desnivel que llega a una profundidad de 130 metros. Una de las cavernas que comunica al túnel central. El murallón del embalse mide 104 metros de alto por 410 metros de largo.

Murallón del Complejo Hidroeléctrico. Cada una de esas piedras, fueron acomodadas a mano por decenas de hombres. El lago del Complejo Hidroeléctrico Rio Grande en el Cerro Pelado, es el que más límpido de Córdoba. La generación de energía por este sistema no es contaminante. Aquí, los amantes de la pesca buscan ejemplares de pejerrey. Prohibida la nevegación con motor. Un momento de descarga... Otro ángulo... Obviamente, nadie puede resistirse al parque del fondo...

El regreso, cuando la luna transparente, apenas visible, le hacía señas al lago para que la encandile. Así pasé mi sábado.

miércoles, 25 de abril de 2007

"MI PARAISO NATURAL"

Me propone 77arcos, que le propuso Jake. Este último tiempo, con pocos meses de diferencia, estuve en Bariloche, en Rosario, en San Luis, Capilla del Monte y en Catamarca. Cada uno de estos pagos argentinos, más allá de sus bellezas paradisíacas, encontró un rincón en mi corazón por distintas razones. Pero Mi Lugar es donde estoy. Entonces, ante la propuesta, salí a tomar algunas fotos de este otoño. Un buen abrigo... y a caminar. La gente dice del valle en que vivo "¡Esto es un Paraíso!". Y tienen razón. El mismo patio de mi casa puede ser el espacio más verde que muchos jamás conocerán. Para mí es simplemente, El Hogar. Existen miles de imágenes de Calamuchita que atesoran las fantasías y sensaciones de cuántos han pasado por aquí; muchos para quedarse definitivamente. Se pueden encontrar en la red infinitas fotografías de sus localidades, porque al ser un lugar turístico los paisajes y sus características representan la fuente de ingresos más importante para la región. Tengo la gracia de haber recorrido casi todos sus recodos por lo menos una vez, y de algunos lugares capté la magia de sus atardeceres, el momento del día en que podría quedarme para siempre. Este es Mi Paraíso Natural. Por aquí pasaron, están y habrá sentimientos, relejados en cada una de las acciones que emprendo, de las decisiones que tomo, de las personas que amo... Tuve oportunidad de elegir otros destinos que hubieran cambiado mi vida sustancialmente, pero permanezco aferrada a estas montañas, a sus ríos y lagos, a las calles de tierra, al asfalto impuesto, a su gente cordial, a este crecimiento desordenado e imponderable. Veranos intensos con aguas apacibles y cristalinas, las cuales se tornan violentas y turbias cuando llueve demasiado en las sierras altas. Inviernos límpidos, que descuelgan con suaves brisas, el perfume de los cardos, talas y molles. Otoños rojos y verdes, como el de este año, sorprendiendo con pálidas nevadas al oeste a pesar de una extraña humedad fuera de época. Primaveras musicales, orquestadas por trinos cadenciosos de reinas moras, semilleros, zorzales.... Un Paraíso que tomo prestado cuando se me antoja con solo apoyar la vista en el aire. Purgatorio, para quienes transitan de paso; Infierno, para los que se exaltan con las noches demasiado silenciosas. Paso el Meme a: *http://losobituarios.blogspot.com *http://avantnoustout.blogspot.com *http://lacajadesecretos.blogspot.com

domingo, 22 de abril de 2007

REFLEJO FANTASMAL

Me entretiene Stephen King. Lo leo de chica. Mientras escribo (así se llama uno de sus títulos que curiosamente es una cátedra base para escritores -iniciados o no- de toda índole), desde las hojas de sus libros, me vigilan monstruos biscosos, payasos malignos, perros rabiosos, camiones del más allá, locos, depravados, mujeres vengativas, extraterrestres, cementerios, aparecidos, plantas carnívoras, la misma Carrie... pero no les temo. Hasta podrían ser algunos familiares. Estos días escuché casi al unísono, una serie de relatos de los que comienzan a trascender en los pueblos durante los meses fríos. Una niña rubia vestida de blanco se le apareció a una estudiante del ciclo nocturno para adultos. La alumna estaba sola en el aula y repentinamente la puerta se cerró. Se levantó para abrirla y cuando regresó a su banco, en la última fila... la niña. Lógicamente, salió como alma que lleva el demonio, ya que nunca había estado allí. En otra oportunidad, un profesor dio las mismas características de una pequeña que encontró cerca de los baños y se esfumó entre las sombras cuando le preguntó que estaba haciendo por ahí. La gente, ya empezó a hacer conjeturas de quién pudiera ser, teniendo en cuenta algunas fatalidades que en los últimos años acontecieron a nenas en edad escolar. Por otra parte, una amiga me relató que una señora estaba muy preocupada por un sobrino suyo de seis años, ya que
habla con los muertos...
al estilo Sexto Sentido. De hecho, el niño relata conversaciones que mantiene con dos hombres que solo él puede ver. Una "medium" le aseguró a esa señora que dos masculinos (usando terminología policial) habían perdido la vida en esa casa y que uno de ellos no es bueno: quiere llevarse al nene. Como si esto fuera poco, aún cuando el chico duerme, se mueven los objetos a su alrededor. Mi amiga había encontrado a esta señora durante el velatorio de un vecino. (Parece que lo del velorio, fuera un agregado mío para darle más contexto a la cosa pero ¡Juro que es Verdad! dicho al estilo canal Infinito). Sumado a esto, un caso de amigo invisible; suele suceder con chicos menores de cinco años y hasta tiene una explicación científica, pero en este caso el tal "Juanci", amigo de Cami de dos años, apareció junto a ella en una foto tomada con el teléfono celular. Lo curioso es que la carita espectral desaparece cuando la fotografía es ampliada. La curiosidad en estos casos, me llevó a indagar en las "improfundidades" fantasmagóricas y encontré mi propio verdugo: pocas cosas me asustan como el terror japonés. Algunas películas, realmente me hicieron pagar energía eléctrica extra, durante meses. Ni hablar de aquella imágen de Samara trepando por el aljibe... (El Aro, La Llamada, The Ring...) Encontré esta filmación, y aunque siempre está la posibilidad del montaje, ni así se me quita el escalofrío... Ahora que terminaste de leer, hacé click en el título de este post y mirá...

sábado, 21 de abril de 2007

EL SECRETO DE SABRINA

Tercera entrega de "Nuestros Cuentos" con SASHA, mi ahijada de 10 años. Renglón por renglón. ¿Que escribió la tía y qué la sobrina? En una casa muy antigua, vivía Sabrina; una niña de trece años muy alegre, pero escondía un secreto. Su miedo a que lo descubrieran era enorme, por lo cual hacía cientos de cosas para ocultarlo… Sucedió que un día, cuando tenía solo seis años, salió a jugar al bosque, y justo frente a ella, apareció “Eso”. Solo recordarlo, te causaba terror. Nadie podía adivinar que ella guardaba esa vivencia tan oscura en su brillante corazón, porque para la gente siempre se mostraba contenta. Ante la seño, para sus amigos, para mamá, para papá… era una chica “normal”, pero se esforzaba mucho para aparecer siempre divertida. Una mañana despertó muy triste. Había soñado con una hermosa casa llena de luz, con una familia adorable, cuando de repente un viento huracanado, la destruyó completamente. Entonces sintió que era la hora de contar algo…. Se levantó, se cambió, se peinó y un poco nerviosa llamó a sus padres. Comenzó a hablar. -“Mamá, papá… hace un tiempo que necesito contarles un secreto. Cuando les diga dejará de serlo y no se que podrá pasarme…” Hizo un breve silencio ante las miradas frías de los dos. -“Hace siete años, mas o menos, vi algo en el bosque que me aterrorizó.” La niña continuó, pero llorando. –“Estaba jugando en el bosque cuando sentí que el cielo caía sobre mi… todo lo hermoso, de un momento a otro pasó a ser lo más odiado…” Antes de seguir con su relato, miró por la ventana que daba al bosque justo en el lugar donde estaba parada aquél día. De repente empezó a gritar como si hubiera visto un fantasma y sus ojos quedaron fijos en esa distancia. Sus padres la abrazaron muy fuerte y Sabrina, se desmayó… Cuando despertó, estaba en el hospital. Los doctores le preguntaron qué recordaba y solo habló de una hermosa pradera con miles de flores púrpura. Aunque quiso, nada más pudo decir. … Es que el secreto, no solo era suyo sino del bosque. El bosque escondía “Eso”, desde miles de años atrás. El bosque hermoso guardaba algo muy malo… una maldición. Mirando el techo de la habitación, comenzó a repasar en su mente aquél momento desde el principio. Igual, sabía que en un punto, todo se borraba… pero lo intentó. El día que Sabrina cumplió seis años, sus abuelos le regalaron un perrito de juguete. Había que darle cuerda y entonces sonaba una canción. Saltaba, caminaba, movía el hocico y ladraba. Aquella tarde, luego que todos los invitados se fueron, Sabrina se quedó jugando con el perrito. Le dio cuerda, lo escondió tras un árbol en el bosque y empezó a contar –“¡Uno! ¡Dos! ¡Tres! ¡Listo!”. Cuando fue a buscarlo tras el árbol…¡No estaba! Revisó por todas partes mientras se internaba más y más entre la fronda. Allá, entre las hermosas flores rojas estaba su juguete y cuando lo quiso alcanzar… Sabrina recordó. “¡Mamá! ¡Papá!¡Mami! ¡Papi!”, ¡Ya sé lo que ví!”. Su cara se transformó. La oscuridad se apoderó de su alma. Sus ojos se llenaron de sangre y de su boca comenzó a brotar un líquido asqueroso. “Eso” era su maldición. Cada cual que entraba en ese lugar del bosque, recibía una. Su desgracia era la mutación de su aspecto, que a cada instante la convertía en un monstruo. Ella no se daba cuenta cuando se volvía horrible… Pero sus padres sí lo sabían. Ellos siempre la habían amado, pero tenían que encerrarse en una jaula cuando se tornaba tan fea y mala. Un animal peludo que destruía todo a su paso y corría a ocultarse en el bosque. A las horas, aparecía tirada en el umbral, sucia y lastimada. Sus papás la acunaban aún dormida y la llevaban a su dormitorio. Esta vez en el hospital, no había jaulas para protegerse de sus garras. Se miraron, y con el amor que sentían por su hija, se entregaron a una muerte segura. Pero sucedíó, que una nube de magia, envolvió a Sabrina desde sus pies, como un torbellino. En segundos, toda su fealdad desapareció y se convirtió en la hermosa niña de siempre. Justo cuando sus padres dejaron de temerle, la maldición se esfumó. “Eso” era el secreto que desconocían. La maldición se rompe cuando la gente ama sin miedos. A partir de entonces, ninguno de los tres se guardó un “TE QUIERO”.

miércoles, 18 de abril de 2007

OTRA VEZ... BARILOCHE

Cuando a mis 16 el curso decidía la fecha para el viaje de egresados a Bariloche, defendí con insistencia cualquier día que no me alejara de mi casa en Navidad. La mayoría pretendía desprenderse de los lazos familiares, como una primera forma de destete. Finalmente, abusando de ciertas presiones emocionales, unos pocos logramos convencer al resto para regresar antes de ese día: Salimos el 15, volvimos el 23. La primera vez que falté en la mesa de la Navidad familiar, fue el pasado Diciembre... ¡y estuve en Bariloche! El grupo de mi hermana (Andrea la Pequeña), estuvo de acuerdo en que ninguno de sus padres viajaría con ellos. Muchos papás se ofrecieron, y hasta les exigieron que alguno los acompañara. Fué allí cuando en medio de las deliberaciones del curso alguien preguntó: -"¿Querrá ir tu hermana?"... Yo. Cuando viajé a Bariloche con mis compañeros, las condiciones eran otras: libre alcohol para todos, plata tirada en excursiones porque dormíamos hasta la tarde, levantarse para los boliches,¡HAMBRE! porque nunca llegábamos a horario... Incluso al momento de regresar, los más frescos buscaban a los borrachos por toda la ciudad porque el colectivo no esperaba. A una chica (resguardo su nombre, una gran amiga), la subimos tan ebria que olvidó cargar todo su equipaje... ¡Y eso que fuimos con dos profesores! Anécdotas maravillosas y un tiempo que no cambiaría por nada. Pero en este viaje... ¡Que responsabilidad! Cincuenta padres dejándo a mi cargo sus "niñooooooos"... En la Terminal tuve pánico... Pero allá fuimos. Otro panorama: Solo un vale para una gaseosa en las disco, tragos carísimos para sus bolsillos, ¿excursiones? Cerro Catedral; el resto juegos participativos, tirolesa, cabalgatas (lo que me encantó fue remar en los rápidos del Río Limay), Americana Apache... En este lugar el famoso Indio, contrarrestó en 45 minutos la mediocridad de las propuestas casi infantiles -fútbol en el barro, hacerle el gol al coordinador para que se desnude, cuadriciclos 50cc y otras pavadillas-, con un relato genial colmado de valores, complicidad y un puñado de sensiblerías, por las que todos terminaron llorando abrazados, extrañando casita y reparando en que será su última vez juntos. Pero hay que ver cómo el coordinador reventaba las puertas de las habitaciones a golpes para que nadie falte; literalmente le quedaban las manos coloradas... y no había otra que levantarse de la cama. Realmente, el grupo recibió la fortuna de un guía excelente, Pablo, y del junior Pocho... una barbaridad. Le afeitaron una ceja. Una tarde libre en el Hotel El Candil, el coordinador general, Mario, preparaba para otro grupo la salida a Isla Victoria y Bosque de Arrayanes. Los "míos" no la habían contratado, así que me invitó para la mañana siguiente. Era la jornada del 24 de diciembre y yo lejos de mis afectos. Sola. Inestable mi corazón. A mil seiscientos kilómetros .... Miraba a los egresados y todos dormían en el catamarán. Recordé que entonces, en mi viaje de adolescente, hice lo mismo. Pero allí, disfruté el sol en cubierta, el viento del Nahuel Huapi, las gaviotas mansas... Más tarde, me aparté de todos y caminé sola por el Bosque de arrayanes.... Por mi condición de acompañante, no tenía restricciones; sector vip en los boliches y todo lo que había que pagar extra, era gratis. TODO GRATIS! En By Pass, pasamos la Noche Buena... A las ocho ya habíamos cenado porque los empleados se iban a pasar la fiesta a sus casas. Tuvimos la suerte que el equipo laser mas importante de sudamérica estaba allí, y que el noventa por ciento eramos de Córdoba. Además el locutor, hizo lo suyo... Otra jornada para que la multitud, ahogue sus emociones en un mar de lágrimas.También cargué con sus mochilas a lo Equeco, y en uno de esos casos, con la bandera que habían pintado una noche antes de salir. La misma que olvidé en la aerosilla, y si bien volví a revisar las 80 (una por una) la bandera quedó en algún risco seguramente. Una experiencia hermosa. Yo, solo presente si algo necesitaban. Cada uno... hizo lo que hay que hacer... Me siento felíz porque me eligieron, a pesar de que había jurado no regresar jamás por mi obsesión de escaparle al hielo. Siempre, la calidéz del corazón supera el frío más intenso... A pesar de la distancia, las hermanas tuvieron su Navidad. ...y este fue el tema de Bariloche.

viernes, 13 de abril de 2007

SANTÍSIMA VIRGEN DEL VALLE

GRUTA Santa Rosa del Río, Santa Rosa de Calamuchita. Su historia. En marzo, llegué hasta Catamarca por primera vez. Lo hice por una promesa. Pero antes de relatar ese viaje, debo decir como la conocí. Cuando no creía en nada. Los Moya me contrataron para documentar en video la historia de su Fe. Ellos fallecieron y por esos giros milagrosos, quedé a cargo del mantenimiento de la gruta. Lo hago con mucha alegría y devoción.El paisaje de Santa Rosa de Calamuchita, deslumbró al matrimonio de Angélica y Manuel Moya, residente en Córdoba Capital, los cuales impulsados por la belleza del lugar, construyeron un chalet en el barrio Santa Rosa del Río. Cerca del curso de agua, donde ya no había camino para vehículos, Manuel era propietario de otro terreno, heredado de su hermano Carlos. El hombre, pensó que sus propios padres, ya ancianos, podrían tener también allí su casa, pero el sueño no pudo cumplirse, porque pronto fallecieron.... Pasados los años, el matrimonio Moya ansió un destino celestial para esa tierra. Profundos devotos de la Santísima Virgen del Valle de Catamarca, Angélica y Manuel proyectaron levantar con piedras del lugar, un recinto para venerarla. Con muchas inseguridades por los cuidados que necesitaría la edificación, pero con FE en que DIOS la protegería durante su ausencia, los Moya dejaron en manos de los vecinos Molina, la construcción de LA GRUTA. Hoy es la hermosa casa de nuestra MADRE DEL VALLE. Angélica, cosió varios mantos preciosos, bordados por ella misma con hilos dorados. La imagen fue traída de Catamarca, donde se encuentra la Basílica mayor. Corría el año 1985 y era tiempo de Pascua. Cuando todo estaba listo para la ceremonia de inauguración Angélica enfermó, y el imprevisto postergó los festejos para el año siguiente... Fue así que la Semana Santa del año 1986, el barrio asistió a uno de los acontecimientos más importantes de su historia... En medio de las Celebraciones Pascuales, la nublada y lluviosa tarde del domingo, abrazó a unos cuantos fieles que llegaron a la GRUTA de la VIRGEN DEL VALLE para el acto inaugural. Fue una ceremonia sencilla y única... Cuentan quienes estuvieron en aquella oportunidad, que durante la Misa celebrada por el entonces párroco de Santa Rosa, el padre Juan Tenor, el milagro de la Santa Madre se manifestó una vez más... En el preciso instante que el párroco realizaba la Consagración, el sol se filtró con fuerza entre las nubes oscuras, e iluminó ampliamente el Cáliz... Por unos segundos la tarde brilló de Luz, y los devotos emocionados atribuyeron el momento a la presencia de LA VIRGEN con su bendición. Este prodigio, se ha repetido durante los festejos de su aniversario en la ceremonias ofrecidas en su GRUTA.Con el tiempo, los Moya dieron cuenta de que la zona donde fue erigida, era conocida en el idioma de los aborígenes Comechingones como “Nahuascat”, lo que significa “REINA DEL RIO”... Todo un designio para esta manifestación de MARIA, que tiene allí su trono.Han pasado 21 años desde que la Gruta de nuestra MADRE DEL VALLE, se inauguró en Santa Rosa del Río, y cada domingo posterior a la Pascua, los Moya organizaban verdaderos festejos para homenajearla, motivados por la gratitud y la infinita Fe. La Banda Infanto Juvenil de Montecristo, era invitada especialmente por el matrimonio para amenizar estas alegres reuniones. Los testimonios de favores conseguidos por su intercesión se cuentan por cientos, y el agradecimiento se plasma en las placas y objetos que los promesantes dejan en esta Gruta. Angélica falleció hace ya algunos años, y Manuel, recientemente. Ellos fueron los elegidos por La Virgen para llegar al lugar donde el río Santa Rosa ya había proclamado a su Reina en tiempos remotos.... El mismo río que estuvo esperándola hasta ese momento milagroso que solo se da en ocasiones divinas. ES NUESTRA REINA DEL RIO EN EL VALLE. Así la conocí, y me llevó hasta Choya, provincia de Catamarca donde se manifestó por primera vez... (El Aniversario en la Basílica se celebra el sábado siguiente de Pascuas. Este año el 21 de Abril)

martes, 3 de abril de 2007

El Viento No Tiene Eco

Cope-Fragmento N* 4 ... fue entonces, cuando Maciel sintió sus pies despegar del suelo. En su maraña de pensamientos, apareció "shompallwe", Dios de las aguas, envolviendo su cuerpo con el sudor de la angustia, con sus lágrimas, haciendo de la humedad una lluvia de sombras... El Innombrable, lo había seguido con el eco sin viento de aquella palabra prohibida... Y allí estaba, mostrándole un río de "mollfüñ" (sangre) en lo que pensó era el final de los días. Poderoso, le impuso otra vez la visión del destino: de rodillas, las manos rojas y temblorosas apretando el estómago; inclinado hacia la tierra para morder el polvo. Es todo lo que vio de su persona. Instintivamente, sacudió sus vacilaciones y las imágenes desaparecieron... El lago permaneció. La luna lo reflejó pálidamente, y Maciel escuchó a lo lejos, la poderosa carcajada de Atil... Continúa en: http://www.carovergara.blogspot.com Esta historia viene del blog http://noelia-oviedo999.blogspot.com/ Inicia en http://www.elavispo.blogspot.com/ La historia de Atil en http://www.deferipula.blogspot.com (recuerden: son entre cinco y diez renglones)

lunes, 2 de abril de 2007

La Pequeña

Ella dice que es adolescente, porque recién cumplió 18. Coquetería y por supuesto esos temores a ser mayor; pero en realidad, nunca lo fue. Pasó de Bebé a Vieja... La menor de seis (solo un varón), por su condición de inesperada, recibió tanta atención, que sus hermanas eramos capaces de caminar cinco kilómetros con la pequeña osita en brazos, para mostrarle a nuestros amigos lo hermosa e inteligente que se proyectaba a los seis meses... Después, leer y escribir a los tres años, mejor promedio en la escuela primaria, medallas y condecoraciones para la mejores calificaciones del secundario, y ahora marchando en la carrera de Derecho. Con lo expuesto, pareciera una ratita de biblioteca... ¡Pero No! Ella carga con su remera de Rata Blanca, se dedica a trasnochar más veces que los fines de semana, perdió el pulgar derecho en mensajes telefónicos, sigue a Rosario Central sin tregua y encima se da el lujo de dormir hasta que las velas no arden. Lejos de ser la típica abanderada cuyos padres desvelan a las escuelas, el orgullo se demuestra puertas adentro: a veces con algunas ventajas (electrónicas) que no tuvimos los anteriores porque nacimos casi todos juntos, otras con la confianza de librarla al mundo porque sabe lo que quiere y lo que no. Tanto sorprende a los profesores con una exposición sobre las teorías platónicas, como se aguanta luquivenga por un recital de La Renga. Todo con un par de relojeadas. Pensando y haciendo. Sin más vicios que algunos amoríos, el pucho, la música, el mate. No le faltan abrazos, pero ella siempre quiere un besito de papá y mamá. Para nosotros siempre será La Pequeña. Ahora que se va a vivir sola a la ciudad, podría pensar que nada será un obstáculo por sus convicciones y seguridad... pero,¡Cómo va a extrañar los mediodías! Porque a pesar de tantas condiciones, Pequeña Andrea, JAMAS HICISTE UN HUEVO FRITO!!!!! (Pequeña locura....)