miércoles, 21 de febrero de 2007

CREER

UNA MIRADA SINCERA PUEDE DERRETIR TODOS LOS MARES DE LA FURIA. UNA MANO QUE SOSTIENE TU ROSTRO PUEDE ALIVIAR EL MÁS ENCUMBRADO DOLOR. LA VOZ CÁLIDA DE UN CORAZÓN ESPECIAL, PUEDE ACALLAR EL RUIDO FERÓZ DEL PRESENTE. NO DESISTAS EN TU IDEA DE LA FE. EN CADA UNO DE ESOS ABRAZOS DE LA VIDA ESTÁ DIOS. ENVIANDO SU TERNURA INFINITA A QUIEN AMA; SOFOCANDO LAS ANGUSTIAS EN UN DETALLE MÍNIMO, CON UN PEQUEÑO MOMENTO. QUIZÁS, ALGUNA VEZ TE CORRESPONDA TRANSFORMARTE EN UN DELICADO PASO PARA DESATAR LA OPRESIÓN DE OTRA PERSONA. SERÁ POR GRACIA DE DIOS...Y POSIBLEMENTE NI LO NOTES. ESO ES LO MARAVILLOSO DE CREER. DIOS NOS HACE AMIGOS DEL LLANTO Y LA DESAZÓN, PERO SOLO PARA QUE APRENDAMOS A ENTREGAR SUS ENCOMIENDAS DE AMOR Y CONSUELO DESDE LA EXPERIENCIA. NUNCA DEJES DE CREER EN DIOS... A SU TIEMPO, EL SE ENCARGA DE DEMOSTRARTE QUE TODOS SUS ENVÍOS, SON PARTE DE SU VOLUNTAD DIVINA Y GENEROSA.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

HASTA SIEMPRE DUELE EN EL CORAZON PERO NOS DA LA CERTEZA QUE ESPERAMOS LA VUELTA DE ESE AMOR. SI SOY YO.

Maby dijo...

... aunque la espera arde como el infierno, no? Cariños.