sábado, 10 de febrero de 2007

La moto

La moto Lo primero que compré con mi propio dinero, fue una moto. Una Cajiva Garelli chopera, de las cuales solo unas pocas llegaron al país a mediados de los 90. Me enamoré de esa moto, aún cuando gasté lo que valía un lindo automóvil...incluso si me daban a elegir, optaba por ella antes que mi novio. Hubo una época en que solo tenía atenciones para ella, pero desde que comenzó el año, ha llovido tanto, que no he podido pasearla. Y ahí me espera, en su última parada bajo el tinglado, llorando en la lluvia.

3 comentarios:

Maby dijo...

Podés dejar tu pequeña o gran historia. Tal vez tu comentario es necesario para mejorar la vida de alguien. Muchos pueden encontrar su propia respuesta en tu vivencia. Un abrazo.

Anónimo dijo...

"El flequillo dividido es una clara evidencia de que tenes moto"

Jake dijo...

entre a buscar los post con pocos comentarios y con este me enganché-
lo de las narraciones de esta piba tuya...sobrina y/o ahijada...eso está buenísimo!!!
te lo digo yo que laburo con pibes/as de 12 a 13 en el área de prácticas del lenguaje.
muy buenos!

maby: cómo consigo ese botón de linkearte??
dejé mucho chocolate en córdoba
pero son muchos los botones en proceso...jejeje